No Pierda de Vista la Seguridad Contra los Rayos Ultravioletas (UV)

Todos utilizamos protector solar para proteger nuestra piel durante los meses más cálidos, pero no olvide proteger también sus ojos. Durante el verano pasamos más tiempo al aire libre, y los estudios muestran que la exposición a la luz solar brillante puede incrementar el riesgo de desarrollar cataratas, degeneración macular relacionada con la edad y tumores en el ojo, incluyendo cáncer. El riesgo es el mismo al utilizar camas solares, por eso también debe asegurarse de proteger sus ojos contra las luces UV en interiores.

Hombres que llevan anteojos de sol“La radiación UV, ya sea que provenga de la luz solar natural o de rayos artificiales en espacios cerrados, puede dañar los tejidos de la superficie del ojo, como así también la cornea y el lente”, afirmó el Dr. Michael Kutryb, un oftalmólogo de Edgewater, Florida, y corresponsal clínico de la Academia Americana de Oftalmología. “Lamentablemente, muchas personas desconocen los peligros de los efectos de la radiación UV. Al utilizar lentes protectores contra rayos UV, usted podrá disfrutar del verano en forma segura y reducirá el riesgo de tumores, como así también de enfermedades oftalmológicas que podrían implicar la pérdida de la visión”. Es importante comenzar a utilizar una protección adecuada desde una edad temprana, para proteger sus ojos contra años de exposición a los rayos ultravioletas.

Recuerde estos consejos para proteger sus ojos del sol:

  • Escoja lentes que bloqueen los rayos UV. No se deje engañar por el color o el precio. La capacidad para bloquear la luz UV no depende del precio ni de la tonalidad oscura de los lentes de sol.
  • Asegúrese de que sus lentes puedan bloquear el 100% de los rayos UVA y UVB.
  • Escoja lentes que cubran toda el área de los ojos. Idealmente, sus lentes de sol deberían envolver el área hasta la sien, de modo que los rayos solares no logren penetrar desde los costados.
  • Además de lentes de sol, use un sombrero. Los sombreros de ala ancha proporcionan la mejor protección para sus ojos.
  • No confíe en los lentes de contacto. Incluso en el caso de que sus lentes de contacto cuenten con protección UV, recuerde que también es necesario utilizar lentes de sol.
  • No permita que las nubes lo engañen. Los rayos solares pueden atravesar la neblina y las nubes de poco espesor. El daño en los ojos provocado por el sol puede ocurrir en cualquier época del año, no sólo en verano. Por eso, asegúrese de utilizar lentes de sol siempre que se encuentre al aire libre.
  • Nunca mire directamente hacia el sol. Mirar directamente hacia el sol en cualquier momento —incluso durante un eclipse— puede provocar una retinopatía solar, la cual implica un daño en la retina del ojo causado por la radiación solar.
  • Tenga especial cuidado durante las horas pico del sol. Lo mejor es evitar la exposición entre las 10 a.m. y las 2 p.m. — momento en que los rayos solares UV son más fuertes. De todos modos, en caso de que deba permanecer al aire libre, es fundamental que proteja sus ojos con un sombrero y con lentes de sol.
  • No se olvide de los niños ni de las personas mayores en la familia. Todos están expuestos al riesgo, incluyendo niños y personas mayores. Proteja sus ojos con sombreros y lentes de sol.

El Esquí y la Seguridad contra los Rayos UV

Un estudio realizado en 2010 sobre la seguridad contra los rayos UV en los esquiadores demostró que la mayoría de ellos no se protegía del sol en forma consistente. La última parte del invierno y el comienzo de la primavera resultaron ser los períodos en los cuales los esquiadores están expuestos a los niveles más altos de rayos UV. Además, entre los centros de esquí relevados en el oeste de Norteamérica, Mammoth Mountain en California presentó los índices UV más altos.

Mujer en cama solare

El Bronceado en Interiores y la Seguridad contra los Rayos UV

Los doctores advierten que el bronceado en interiores puede provocar el mismo daño que provocaría el sol en sus ojos. Evite los peligros del bronceado en interiores.

Luz UV: Positiva en Dosis Moderadas para un Buen Descanso por las Noches

Mientras dormimos, nuestros ojos disfrutan de una lubricación continua. En esos momentos, los ojos se encargan de deshacerse de los agentes irritantes como el polvo, los alérgenos o el humo que podrían haberse acumulado durante el día. Algunas investigaciones sugieren que las células sensibles a la luz presentes en los ojos son importantes en nuestra capacidad de regular los ciclos de sueño. Esto puede volverse más crítico a medida que envejecemos, cuando una mayor cantidad de personas presentan problemas de insomnio. Si bien resulta importante protegerlos contra la exposición a la luz UV, nuestros ojos también necesitan una exposición mínima a la luz natural todos los días para ayudar a mantener ciclos normales de sueño.

Pop needs to be configured.