Lesiones oculares causadas por juegos pirotécnicos en gente joven y espectadores

fireworks

Casi una mitad de las personas lesionadas por fuegos artificiales son espectadores. Niños de 15 años o menos representan una tercera parte de los perjudicados por fuegos artificiales durante las festividades del Cuatro de Julio.

En un instante un niño juega con sus amigos, y al siguiente, queda ciego durante un accidente causado por juegos pirotécnicos.

El oftalmólogo pediátrico, David Epley, recuerda a un niño de 12 años queriendo hacer explotar objetos con sus amigos, usando un cohete ilegal M-80. Una lata de atún que habían puesto debajo del M-80 explotó, lanzando una esquirla de metal a una distancia de 30 pies hacia el ojo del niño.

El metal laceró la córnea y rompió el lente antes de llegar a la pared del ojo, desgarrando la retina en el proceso. El daño de la retina no puede ser arreglado.

"En un instante, pasó de tener una visión normal, a tener un ojo ciego de por vida", dice el Dr. Epley.

En promedio, más de 9.000 lesiones causadas por fuegos artificiales ocurren cada año en los Estados Unidos, y aproximadamente 1 de cada 8 causa daños oculares, de acuerdo al más reciente reporte sobre lesiones causadas por fuegos artificiales de la Comisión para la Seguridad de los Productos de Consume de los Estados Unidos (CPSC por sus siglas en inglés: U.S. Consumer Product Safety Commission). Lesiones oculares comunes causadas por fuegos artificiales incluyen quemaduras, laceraciones, abrasiones, desprendimiento de retina, daños al nervio óptico y ruptura del globo ocular.

Los heridos no necesariamente manejan los explosivos. De hecho, casi la mitad de las personas lesionadas por fuegos artificiales son espectadores, de acuerdo a un estudio internacional. Las víctimas más frecuentes son niños: 30 por ciento de quienes sufren lesiones por fuegos artificiales durante las festividades del Cuatro de Julio se encuentran entre los 15 años de edad o menos, según el informe de la comisión.

"Las luces de bengala pueden quemar a una temperatura 1.000 grados mayor que el punto de ebullición del agua", dice el oftalmólogo y secretario de comunicaciones de la Academia Americana de Oftalmología, Dr. Philip R. Rizzuto. "Por esta razón, los fuegos artificiales no deben considerarse como juguetes, sino como dispositivos que pueden causar quemaduras de tercer grado. La gente debe estar alerta y tomar precauciones para evitar un riesgo de lesiones graves en los ojos ".

Consejos de seguridad sobre fuegos artificiales

La Academia aconseja asistir a un espectáculo profesional público de fuegos artificiales en lugar de comprarlos para uso doméstico, como la mejor manera de prevenir lesiones que potencialmente pueden causar ceguera.

Para quienes asisten a espectáculos de fuegos artificiales profesionales y/o viven en comunidades cercanas al show, es importante:

  • Respetar las barreras de seguridad del espectáculo y ver los fuegos artificiales a una distancia de por lo menos 500 pies.
  • No tocar fuegos artificiales sin explotar y en lugar comunicarse inmediatamente con el departamento de bomberos o de policía.

Para quienes decidan comprar fuegos artificiales para consumo personal en los estados que legalmente lo permiten, la Academia recomienda seguir las siguientes medidas de seguridad para evitar lesiones en los ojos:

  • No dejar que los niños jueguen con fuegos artificiales de cualquier tipo, incluyendo luces de bengala.
  • Los adultos a cargo del manejo de fuegos artificiales deben usar anteojos de protección que cumplan con los parámetros establecidos por el Instituto Nacional Estadounidense de Estándares (ANSI, por sus siglas en inglés: American National Standards Institute), y asegurarse de que los espectadores usen algún tipo de protección ocular.
  • Permita a un pirotécnico capacitado el manejo del encendido de fuegos artificiales de calidad profesional.

Qué hacer cuando ocurre una lesión ocular causada por fuegos artificiales

Recuerde las siguientes recomendaciones cuando ocurra una lesión ocular debida a fuegos artificiales:

  • Busque atención médica inmediata.
  • No se frote los ojos.
  • No se enjuague los ojos.
  • No aplique presión.
  • No retire los objetos que están atrapados en el ojo.
  • No aplique pomadas ni tome medicamentos para el dolor que adelgacen la sangre, como la aspirina o el ibuprofeno.

Obtenga más información en el video sobre fuegos artificiales de EyeSmart y escuche el mensaje radial sobre fuegos artificiales (audio mp3).

Actualizada por Shirley Dang el 01 de Julio, 2014

Pop needs to be configured.