Algunos médicos pueden recomendar un tratamiento temprano con corticosteroides para reducir la hinchazón facial y la inflamación. Ocasionalmente, un medicamento antiviral (como el aciclovir) puede ser útil para acelerar la recuperación de una parálisis de Bell. Una combinación de ambos tipos de drogas puede incluso ser utilizada.

El dolor puede ser tratado con calmantes para el dolor que no requieren prescripción como la aspirina, el paracetamol (por ejemplo, Tylenol) y el ibuprofeno (como Advil o Motrin). A veces la aplicación de calor húmedo en el lado afectado de la cara puede ayudar a aliviar el dolor.

EyedropsLas personas con parálisis de Bell deben tener especial cuidado con su ojo afectado para evitar molestias y complicaciones de ojo seco severo y, posiblemente, una córnea rayada (la capa transparente que cubre el ojo). El tratamiento más común generalmente incluye el uso de gotas lubricantes o lágrimas artificiales durante el día, y un ungüento en la noche para mantener el ojo húmedo. En ocasiones, se puede poner un parche sellado con cinta adhesiva sobre el ojo, o una cámara de humedad durante la noche para proteger y mantenerlo húmedo durante el sueño.

Si el párpado se cae tan severamente que da vuelta hacia fuera (condición llamada ectropión), se puede necesitar una cirugía para ser reparado.

Se puede recomendar terapia física para ayudar a la recuperación de los nervios afectados, así como masajes y ejercicios faciales.

Pop needs to be configured.