Los síntomas de un chalazión o de un orzuelo se tratan con uno o más de los siguientes métodos:

Compresas calientes

Sumerja una toalla pequeña y limpia en agua caliente, y aplíquela sobre el párpado por unos 10 a 15 minutos, de tres a cinco veces al día, hasta que el chalazión o el orzuelo desaparecen. Sumerja la toalla en el agua caliente repetidamente para mantener el calor adecuado. En el caso de un chalazión, cuando la glándula tapada se abre, es posible que haya un aumento de secreción en el ojo. Esto debe mejorar.

Ungüentos antibióticos

Un ungüento antibiótico puede ser prescrito si alguna bacteria infecta el chalazión, o si el orzuelo no mejora después del tratamiento con compresas calientes o recurre.

Inyecciones de esteroides

Una inyección de esteroides (cortisona) se utiliza a veces para reducir la inflamación producida por un chalazión.

Extirpación quirúrgica

Si un chalazión grande o un orzuelo no sana después de otros tratamientos, o si afecta su visión, su Doctor de los Ojos puede tener que drenarlo con cirugía. El procedimiento se realiza generalmente bajo anestesia local en el consultorio del oftalmólogo.

Tanto el chalazión como el orzuelo generalmente responden bien al tratamiento, aunque en algunas personas, éstos tienden a ser recurrentes. Si un chalazión reaparece en el mismo sitio, su oftalmólogo puede sugerir una biopsia (por medio de la cual un pequeño pedazo de tejido se extirpa quirúrgicamente y es estudiado) para descartar problemas más serios.

No use maquillaje o lentes de contacto hasta después de que el orzuelo o el chalazión hayan sanado.

Pop needs to be configured.