Evite los alérgenos

Si el polen es un alérgeno para usted, evite salir al aire libre tanto como sea posible cuando los índices de polen sean más altos (en general, a media mañana y temprano en la tarde) y cuando sopla el viento levante polen a su alrededor. Cuando esté al aire libre, el uso de anteojos o gafas de sol puede ayudarle a prevenir que el polen entre a sus ojos.

Para ayudar a minimizar la exposición al polen y otros agentes irritantes mientras está en áreas interiores, mantenga las ventanas cerradas y use aire acondicionado, tanto en su coche como en el hogar. No utilice ventiladores de ventana, ya que éstos pueden traer polen y otros alérgenos hacia áreas interiores. Mantenga sus unidades de aire acondicionado limpias para evitar ciclos de alérgenos en áreas interiores.

Si el moho le causa alergias, recuerde que la humedad alta puede causar el crecimiento de moho. Trate de mantener el nivel de humedad en su casa entre un 30 y un 50 por ciento. Limpie las áreas de alta humedad como sótanos, baños y cocinas con frecuencia, y considere el uso de un deshumidificador en lugares particularmente húmedos (como un sótano).

Si el polvo en la casa le provoca una conjuntivitis alérgica, trate de no exponerse a los ácaros del polvo, sobre todo en su dormitorio. Use cobijas especiales para reducir los alérgenos en su cama – especialmente en las almohadas - y así mantener los ácaros del polvo alejados de su piel. Lave sus tendidos de cama con frecuencia, usando agua caliente a por lo menos 130 grados F. Al limpiar sus pisos, en lugar de utilizar un trapo para el polvo o una escoba, use un trapeador o un trapo húmedo para atrapar los alérgenos.

Si las mascotas son una fuente de alergias para usted, trate de mantenerlas fuera de la casa en cuanto sea posible. Es especialmente importante no permitir a un animal doméstico en su dormitorio, de modo que usted pueda dormir en una habitación libre de alérgenos. Considere la posibilidad de instalar pisos de madera o baldosín en lugar de alfombra, la cual atrapa la caspa dejada por sus mascotas. Lávese siempre las manos después de tocar a un animal doméstico, y lave la ropa que ha sido expuesta a los animales. Por último, siempre evite frotarse los ojos; esto sólo ayuda a que se irriten más.

El tratamiento de alergias oculares con gotas para ojos y medicina

Lágrimas artificiales
Las lágrimas artificiales pueden ayudar a aliviar alergias oculares temporalmente, ayudando a limpiar los alérgenos del ojo. Además, alivian la resequedad e irritación en los ojos, proporcionando humedad a estos. Las lágrimas artificiales están a su disposición sin prescripción médica, y pueden ser utilizadas cuantas veces lo necesite.

Descongestionantes (con o sin antihistamínicos)
Los descongestionantes reducen el enrojecimiento de los ojos producido por alergias. Se consiguen en forma de gotas para los ojos, sin prescripción médica. Pueden ser vendidos simplemente como descongestionantes, o como descongestionantes con antihistamínicos, que alivian la comezón ocular. Este tipo de gotas para los ojos no debe utilizarse por más de dos o tres días, ya que el uso a largo plazo aumenta los síntomas de irritación.

Antihistamínicos orales
Los antihistamínicos orales pueden ser de alguna utilidad para aliviar comezón en los ojos. Sin embargo, pueden causar resequedad en los ojos secos e incluso empeorar los síntomas de una alergia ocular.

Antihistamínicos / Estabilizadores de mastocitos
Son gotas para los ojos con un antihistamínico para aliviar la comezón y estabilizar los mastocitos (células cebadas), ayudando a prevenir alergias de los ojos. Se utilizan dos veces al día para aliviar comezón, enrojecimiento, lagrimeo y ardor.

Corticosteroides
Son gotas de esteroides que pueden ayudar a tratar los síntomas alérgicos del ojo, crónicos y severos, tales como comezón, enrojecimiento e hinchazón.

Man and woman outsideInmunoterapia con inyecciones
Si los síntomas no son controlados evitando alérgenos, gotas para los ojos o medicamentos, la inmunoterapia (vacunas antialérgicas) puede ser una opción para el alivio de las alergias oculares. Por medio de la inmunoterapia, usted recibe vacunas con dosis muy pequeñas de alérgenos, las cuales se van aumentando progresivamente para así ayudar a que el cuerpo se vuelva inmune a dichos alérgenos.

Su médico le puede ayudar a determinar qué tratamientos son los mejores para usted.

Pop needs to be configured.