Cuando los conductos lagrimales se bloquean, las bacterias atrapadas en el saco lagrimal pueden producir una infección llamada dacriocistitis. Los síntomas de la infección incluyen:

  • Inflamación, dolor y enrojecimiento de la esquina interior del ojo, o alrededor del ojo y la nariz;
  • Infecciones recurrentes en el ojo;
  • Descargas de mucosa en el ojo;
  • Costras (lagañas) en las pestañas;
  • Visión borrosa;
  • Coloración de las lágrimas por sangre;
  • Fiebre.

Pop needs to be configured.