Existen tres tipos de diabetes.

  • Diabetes tipo 1: Generalmente se diagnostica en niños y adultos jóvenes y se conocía anteriormente como diabetes juvenil. Esta condición hace que el cuerpo no produzca insulina.
  • Diabetes tipo 2: Es la forma más común de diabetes. O bien el cuerpo no produce suficiente insulina o las células del cuerpo no reconocen la insulina.
  • Diabetes gestacional: Los niveles de azúcar en la sangre (glucosa) se elevan durante el embarazo en mujeres que nunca han tenido diabetes. La diabetes gestacional comienza cuando el cuerpo de la madre no es capaz de producir y usar toda la insulina que necesita durante el embarazo.

Personas con cualquier tipo de diabetes pueden desarrollar hiperglicemia (un exceso de azúcar en la sangre, o glucosa sérica). Aunque la glucosa es una fuente vital de energía para las células del cuerpo, una elevación crónica de la glucosa sérica puede causar daños en todo el cuerpo, incluyendo los pequeños vasos sanguíneos en los ojos.

Factores de riesgo de la retinopatía diabética

Varios factores pueden influir en el desarrollo y la severidad de la retinopatía diabética, incluyendo:

  • Niveles de azúcar en la sangre
    Un control del azúcar en la sangre es un factor clave que usted puede manejar. La reducción de niveles de azúcar en la sangre puede retrasar la aparición y la progresión de una retinopatía diabética.
  • Presión arterial
    Un ensayo clínico importante ha demostrado que el control efectivo de la presión arterial reduce el riesgo de una progresión de retinopatía diabética, y el deterioro de la agudeza visual. Una presión arterial alta daña sus vasos sanguíneos, aumentando las posibilidades de problemas en los ojos. La presión arterial ideal para la mayoría de las personas con diabetes debe ser menor que 130/80 mmHg.
  • Older people
  • Duración de la diabetes
    El riesgo de desarrollar una retinopatía diabética o de que progrese, aumenta con el tiempo. Después de los 15 años de edad, un 80 por ciento de los pacientes con tipo 1 desarrollan retinopatía diabética. Después de los 19 años de edad, hasta el 84 por ciento de los pacientes con diabetes de tipo 2 desarrollan retinopatía diabética.
  • Niveles de lípidos en la sangre (colesterol y triglicéridos)
    Un nivel elevado de lípidos en la sangre puede llevar a una mayor acumulación de exudados, los depósitos de proteínas que se filtran en la retina. Esta condición se asocia con un mayor riesgo de pérdida visual moderada.
  • Older African-American maleOrigen étnico
    Mientras que la retinopatía diabética puede ocurrir en cualquier persona con diabetes, ciertos grupos étnicos están en mayor riesgo, debido a su propensión a desarrollar la diabetes. Estos grupos incluyen a los afroamericanos, latinos y nativos estadounidenses.
  • Embarazo
    El embarazo puede causar cambios en sus ojos. Si usted tiene diabetes y queda embarazada, su riesgo de desarrollar una retinopatía diabética aumenta. Si usted ya tiene retinopatía diabética, la enfermedad puede progresar. Sin embargo, algunos estudios sugieren que estos cambios pueden revertirse después de dar a luz si son tratados, y no hay un incremento en la progresión a largo plazo de la enfermedad.

Escrito por
Revisado por Dr. Robert H. Janigian Jr. el 01 de Sept., 2013

Pop needs to be configured.