La ptosis puede:

  • Afectar uno o ambos párpados;
  • Ser hereditaria;
  • Estar presente al nacer;
  • Ocurrir en el futuro.

Si un niño nace con ptosis, la condición es llamada "ptosis congénita". Una ptosis congénita es causada a menudo por un lento desarrollo del músculo que levanta el párpado, llamado el músculo elevador del párpado. Esta afección generalmente no mejora por sí sola con el tiempo. Cuando existe una ptosis congénita severa, el niño puede necesitar un tratamiento para que su visión se desarrolle normalmente.

Ambliopía
Ambliopía

¿Qué problemas pueden resultar de la ptosis en los niños?

El problema más grave asociado con la ptosis infantil es la ambliopía (también llamada "ojo perezoso"). La ambliopía es una condición que causa una visión débil en un ojo que no se ha desarrollado normalmente durante la infancia. Esto puede ocurrir si el párpado se cae de manera severa, lo suficiente como para bloquear la visión del niño. La ambliopía puede desarrollarse con más frecuencia, ya que la ptosis tiende a producir una visión borrosa constante de las imágenes, causando astigmatismo. La ptosis también puede esconder unos ojos mal alineados, los cuales pueden causar ambliopía.

Si la ambliopía no se trata en etapas tempranas de la infancia, puede llevar a una pérdida permanente de la visión en el futuro.

Pop needs to be configured.