Un líquido claro llamado humor acuoso circula dentro de la parte de delantera de los ojos. Para mantener una presión constante en un ojo sano, el ojo produce continuamente una pequeña cantidad de humor acuoso, mientras que la misma cantidad de este líquido sale del ojo. El líquido fluye a través de un drenaje muy pequeño llamado red trabecular, una compleja red de células y tejidos en un área llamada ángulo de drenaje.

drainage-angle-Spanish
Si el ángulo de drenaje se bloquea, el exceso de líquido no puede salir del ojo, causando que la presión del fluido aumente.

Cuando se tiene glaucoma, el humor acuoso no fluye a través de la red trabecular correctamente. Si el ángulo de drenaje se vuelve menos eficiente en drenar el líquido, como en un glaucoma de ángulo abierto común, el exceso de líquido no puede salir del ojo correctamente, haciendo que la presión intraocular (PIO) aumente. Con el tiempo, una PIO elevada causa daños a las fibras nerviosas. Si el ángulo de drenaje se bloquea totalmente, la presión del ojo se eleva rápidamente, resultando en un ataque de glaucoma de ángulo cerrado o estrecho, el cual conlleva dolor en los ojos y la frente, náusea y vómito. Un ataque de glaucoma de ángulo cerrado es una emergencia médica y debe ser tratado inmediatamente.

En algunos casos, el daño al nervio óptico entre diferentes pacientes puede suceder con un nivel de presión del ojo diferente. Su oftalmólogo (Doctor de los Ojos) establece la presión ideal que el ojo debe tener para prevenir un daño adicional al nervio óptico. Cada paciente tiene una presión ideal diferente.

Algunas personas tienen un glaucoma de tensión normal, o glaucoma de baja tensión. La presión del ojo es siempre inferior a 21 mm Hg, pero un daño al nervio óptico y una pérdida del campo visual todavía pueden ocurrir.

El glaucoma congénito es un tipo raro de glaucoma que se desarrolla en bebés y niños pequeños. Puede ser hereditario, y ocurre cuando el sistema de drenaje del ojo no se desarrolla completa o correctamente antes del nacimiento.

Con frecuencia, el glaucoma puede ser causado por otras afecciones o enfermedades oculares. Esta condición se conoce como glaucoma secundario. Por ejemplo, alguien que tiene un tumor, o personas que se han sometido a una terapia de esteroides por un largo período de tiempo, pueden desarrollar un glaucoma secundario. Otras causas de glaucoma secundario incluyen:

  • Lesiones en el ojo;
  • Inflamación de los ojos;
  • Formación de vasos sanguíneos anormales debido a una diabetes o a una obstrucción de los vasos sanguíneos retinianos;
  • Uso de medicamentos con esteroides (pastillas, gotas, aerosoles);
  • Una dispersión de la pigmentación del iris (la parte coloreada del ojo) en pequeños fragmentos o gránulos, pueden circular en el humor acuoso (el líquido dentro de la parte frontal del ojo), y bloquear la red trabecular, el pequeño sistema de drenaje del humor acuoso.

Si usted sido ha diagnosticado con glaucoma por su Doctor de los Ojos, su médico le hablará acerca de posibles opciones de tratamiento del glaucoma, como gotas para glaucoma y/o cirugía de glaucoma.

Pop needs to be configured.