Si la causa de la conjuntivitis es una infección bacteriana, es posible que haya una formación de costras en los párpados y un flujo abundante de los ojos que, en ocasiones, puede ser verdoso. Esta infección puede propagarse en ambos ojos.

Cuando la conjuntivitis es viral, ojos llorosos y la formación leve de costras con algo de flujo son probables. Si bien muchos casos de conjuntivitis viral infectan a un sólo ojo, la infección puede propagarse de un ojo al otro.

Si las alergias son la causa de su conjuntivitis, habrá comezón, enrojecimiento y lagrimeo de los ojos. Es probable que usted pueda tener la nariz tapada, que haya secreción o comezón en la nariz también, y que exista un historial de alergias estacionales.

Señales del ojo rojo

  • Leve hinchazón de párpados;
  • Enrojecimiento de la parte blanca del ojo (conjuntiva) o en el interior del párpado;
  • Aumento de lagrimeo, y producción de mucosidad o pus;
  • Irritación de ojo;
  • Sensación de presencia de un objeto extraño en el ojo;
  • Comezón en el ojo;
  • Visión nublada o borrosa debido a la mucosidad o pus;
  • Exceso de mucosidad (pus);
  • Formación de costra en las pestañas en la mañana, y posiblemente ojos cerrados ya que la secreción actúa como pegamento.

Escrito por
Revisado por Dr. Elena Jiménez el 01 de Mar., 2014

Pop needs to be configured.