El líquido fluye a través de un sistema de drenaje muy pequeño llamado red trabecular, una compleja red de células y tejidos en un área llamada ángulo de drenaje. Si el humor acuoso no fluye a través de la red trabecular correctamente, la presión del líquido en el ojo aumenta, causando una hipertensión ocular. La hipertensión ocular también puede ocurrir si el ojo produce humor acuoso en exceso.

Una lesión en el ojo puede causar hipertensión ocular, al igual que ciertas enfermedades oculares. Algunos medicamentos como los esteroides, son también una causa potencial de hipertensión ocular.

También existe la posibilidad de que una condición llamada arco corneal, en la cuál depósitos de lípidos forman un anillo blanco alrededor de la córnea, pueda estar asociada con la hipertensión ocular.

Aunque cualquier persona puede desarrollar hipertensión ocular, algunas están en mayor riesgo de desarrollar la condición:

  • Personas con antecedentes familiares de hipertensión ocular o glaucoma;
  • Personas con diabetes;
  • Personas mayores de 40 años de edad;
  • Personas de ascendencia afroamericana;

Pop needs to be configured.